Alba Reche y Natalia Lacunza

Alba Reche y Natalia Lacunza, las voces feministas de las nuevas generaciones

Natalia Lacunza y Alba Reche

En el Día Internacional de la Mujer, queremos recordar la gran labor que hacen Natalia Lacunza y Alba Reche, jóvenes concursantes de Operación Triunfo que han utilizado el programa de televisión como altavoz para poner de relevancia cuestiones sociales tan importantes como el feminismo y su lucha por la igualdad de las mujeres.

Alba Reche. Su voz rota y emocional nos robó el corazón con La Llorona. Eso unido a su risa contagiosa le hace una chica muy especial. Es capaz de hacerte llorar y gritar de emoción en cualquiera de los estilos que hace propios. Si hay algo que enamora de Alba es que estamos ante una cantante con una personalidad desbordante y con sello propio. Natalia Lacunza. Su perfección, su talento como compositora y su calidad vocal son una caricia para el alma. Solo hay que detenerse un segundo para comprobar que ha nacido para estar encima de un escenario. Su dominio escénico y su emoción en cada nota le hacen llevar a sus espaldas el título de artista. Apariencia de estrella internacional, timidez inesperada y un brillo en los ojos que solo tienen las personas que están cumpliendo su sueño.

Igualdad, respeto y tolerancia

Alba Reche
Foto de Beatriz Alonso (El Rescate Musical)

Les conocemos desde hace meses por su talento para la música, su poderosa sensibilidad, la energía que desprenden encima del escenario, su emoción, su honestidad y cercanía con su público, pero si hay algo que nos ha hecho admirar a estas mujeres es su compromiso con lo derechos humanos, especialmente los que afectan al colectivo feminista. A pesar de su juventud, Natalia y Alba no han desaprovechado la oportunidad de ser la voz de esas mujeres silenciadas que necesitan que alguien luche una batalla en la que si pierde una, perdemos todas.

Sus actos reivindicativos en favor de la lucha en ocasiones eran tan silenciosos y naturales que dieron más poder al movimiento, como ese “nosotras” de la Reche, haciendo uso del lenguaje inclusivo cuando era preguntada por la expulsión de Joan en la gala 5 en la entrevista con Roberto Leal. En una edición con una importante presencia de las mujeres, la Academia de OT 2018 nos ha abierto las puertas a una generación que busca el cambio, que no se conforma, que se rebela cuando siente que tiene que hacerlo, aunque millones de personas estén pendientes de cada cosa que dicen o cada movimiento que hacen a través del canal 24 horas. Se unen para luchar contra la violencia de género, usan lenguaje inclusivo y abren los ojos a una sociedad que a veces no ve más allá, que no se cuestiona las cosas y no salen a las calles a gritar igualdad. Ellas, sí. Son el mejor ejemplo de lucha.

Natalia Lacunza
Foto de Marina Velasco

Para Alba y Natalia no hay barreras, límites ni fronteras que les impidan salir adelante, aunque por el camino mucha gente les haya dicho que no valían para esto, que de la música no iban a vivir o que simplemente no confiaron en ellas. Sin embargo, ellas no se rindieron, siguieron luchando por una profesión, una forma de vida que siempre amaron y con la que soñaron hasta el final. Se atreven a decir en voz alta lo que muchas mujeres piensan. No tienen filtros.

Hay mujeres que se resignan a hacer lo que la sociedad les impone, pero todas sabemos que esto no debe ser así. Por eso, cuando alguien te diga que no vas a conseguirlo,  simplemente piensa en lo que tú quieres.

Mujeres fuertes y comprometidas por la igualdad

Alba Reche

Alba ha estado implicada en la lucha feminista desde joven. Según hemos podido saber, antes de entrar en OT, formaba parte del colectivo feminista Unides y nunca faltaba a los eventos feministas que se organizaban en la Universidad de Valencia. Alba nos gana cuando no duda en participar en un evento feminista para cantar a las mujeres y sumarse a su lucha, cuando viste con orgullo una bandera tricolor que alguien le regala en las firmas, cuando se salta las normas y te regala su humanidad o cuando mostró su disconformidad con la palabra “arreglada” en una clase de Andrea Vilallonga. “No me gusta la palabra ‘arreglada'”, argumentaba la concursante porque según ella da a entender “que había algo mal y me he arreglado”.

Natalia le apoyó diciendo que se trata de una expresión que viene a decir “que no estás bien y te tienes que arreglar para estar mejor”. Este tipo de cosas nos hacen reflexionar sobre cuestiones que pasan inadvertidas en el día a día pero que hay que deconstruir para volver a construir una sociedad basada en la igualdad y el respeto hacia la mujer. Después de esto, muchos seguidores del programa se lo agradecían en Twitter. “Es lo más sensato e interesante que oigo en mucho tiempo, yo no lo había pensado y gracias a eso ahora no utilizaré esa palabra”. Además, la joven ha participado en la campaña #VullSerCom desarrollada por la Comunidad Valenciana para el Día Internacional de la Mujer.

Natalia Lacunza

Por su parte, Natalia ha visibilizado la diversidad sexual y ha reconocido abiertamente su bisexualidad, al igual que María y Alba. Mujer empoderada, con las ideas muy claras y que nunca se calla ante lo que piensa. Junto a sus compañeras mandó desde la Academia un mensaje para rendir homenaje a las víctimas de la violencia de género. Siempre comprometida con la sociedad actual y especialmente con las mujeres. Natalia nos gana cuando le vemos vestir una camiseta de Esta es nuestra manada en la que puede leerse “Yo sí te creo”, cuando no tiene reparo en mostrar su opinión sobre el polémico autobús de Hazte Oír que hizo una campaña en la que se leía “Stop Feminazis. Las leyes de género discriminan al hombre”. Natalia quiso rebelarse en Twitter. “Me da un cringe gigante que haya personas que hagan esto, en serio, me refiero en qué tipo de cueva viven?”, exponía la navarra.

Alba Reche y Natalia Lacunza

Gran defensora de los derechos LGTBIQ+. Su tema Don’t Ask que publicó semanas antes de entrar en la Academia visibiliza una relación lésbica. Una letra reveladora en la que anima al que lo escuche a  no tener miedo ni sentirse raro por su orientación sexual. “No seas tímida, no puedo dejarte ir”, dice. El videoclip ya ha superado los 2 millones de reproducciones en Youtube.

Natalia y Alba se quieren, se apoyan y se admiran y eso es lo más bonito que puede pasar y, si además son dos personas que luchan por el feminismo siempre que tienen ocasión, la belleza de ambas se multiplica. Natalia Lacunza y Alba Reche son las nuevas voces de una generación de mujeres jóvenes de carácter feminista que han dado un paso al frente. La sociedad necesita más mujeres como Alba y Natalia. La lucha continúa en las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *