Aitana Ocaña

Aitana, una joven soñadora convertida en una estrella


Aitana Ocaña

Mágica, explosiva y con una sensibilidad que te atrapa nada más conocerla, Aitana Ocaña es una artista brillante que lo ilumina todo. El programa musical Operación Triunfo nos dio la oportunidad de conocerla. Durante los tres meses que le acompañamos en su camino en la Academia, descubrimos su desbordante talento musical y una voz angelical que cautiva a todo aquel que se para a escucharla. Destaca por su versatilidad como concursante, su carisma como persona y sus ganas de aprender y superarse a sí misma para descubrir su gran potencial artístico. Ha pasado del anonimato a convertirse en una estrella de la música que lo tiene todo para triunfar.

Sólo ha necesitado cuatro meses para demostrar que es una artista inigualable, con una calidad técnica que asusta por su juventud y una luminosidad inagotable que ha cruzado el charco. El talento de la catalana ha llegado hasta Latinoamérica, donde la joven tiene miles de fans que sueñan con que llegue el día de disfrutar de su música en directo. Es la voz de la generación millenial. Se acerca a nuestra vida emocional a través de esa magia que la envuelve. Esa magia llega a nosotros y nuestra piel reacciona, se activa. Minutos después, una sonrisa en la cara, un vuelco en el corazón. Es lo que nos hace sentir, una licencia que solo pueden permitirse los cantantes que tienen la música tatuada en sus entrañas. La segunda finalista de Operación Triunfo ha nacido para ser una estrella. Aitana brilla con luz propia. Son muchos los jóvenes que siguen sus inicios en el mundo de la música. Se sienten orgullosos de sus triunfos y son partícipes de su mayor sueño, la música. Todos deberíamos admirar a una chica que con tan solo 18 años es capaz de llenar estadios de miles de personas, ha recibido el Disco de Oro junto a Ana Guerra con “Lo Malo”, número uno en la lista de éxitos, ha grabado su disco en Los Ángeles con algunos de los compositores más exitosos y ha sido la artista invitada de David Bisbal convertida en la princesa de sus sueños encantados. Todos deberíamos aplaudir a una joven que ha tenido que hacerse más fuerte con las críticas referentes a su vida personal, es la protagonista de importantes marcas de moda y publicará el próximo mes de septiembre un libro firmado por ella con sus mejores ilustraciones, porque no olvidemos que además de su talento musical, Aitana es una gran dibujante. Lo que importa realmente es que Aitana tiene valor por sí misma, no necesita a nadie para sustentar su carrera musical. Su vida personal es independiente de su trayectoria y el mundo sería mejor si los medios que buscan el click fácil fueran fieles a la verdad y a la música, lo que ha llevado a Aitana hasta aquí. Porque Aitana vuela sola y lo hace de la mejor de las maneras, mostrando su talento y la sensibilidad que siempre lleva por bandera.

Aitana ama la música. Es lo que le da fuerzas para seguir adelante, para construir su propio camino y convertirse en la estrella de la música, un sello que los que la seguimos de cerca sabemos que ya tiene impreso en su interior.  Aitana tiene el talento, el carisma y la magia de una artista internacional. Y, atención porque lo será dentro de muy poco. Cuando las cosas se hacen con verdad, nada puede salir mal. No importa que te envidien o intenten hacerte sentir vulnerable porque tu ya has ganado. Nos has ganado. Tu esencia siempre permanece intacta y eso es lo que más valor tiene en un mundo contaminado por críticas y opiniones que es mejor dejar en el olvido.

Aitana Ocaña de pequeña

Aitana ha sido una niña soñadora que amaba la música y nunca dejó atrás esa pasión ya convertida en parte de su vida. Comenzó a tocar el piano desde pequeña. A los 12 años canta en el colegio We are the world del genio Michael Jackson, una canción reveladora con la que descubre su gran potencial. Es una niña que siempre ha luchado por dar a conocer al mundo su música y su esencia que siempre le acompaña. Ha trabajado muy duro por ver cumplir su sueño. Algunos de los artistas que le inspiran son James Blunt, Sia, Mecano y One Republic, entre otros. Tiene un canal de Youtube en el que sube versiones, donde también comparte algunas canciones compuestas por ella como “Laws about me”. La joven del flequillo siempre unió su voz con su talento creativo. Hizo el Bachillerato de Artes y antes de entrar en la Academia quería estudiar Diseño. Una asignatura pendiente que seguro que sigue rondando su cabeza. Su público más fiel e incondicional son sus padres, Belén y Cosme, que siempre confiaron en el talento de su pequeña y ahora muestran su felicidad y orgullo en cada triunfo que consigue. El talent show ha supuesto todo un aprendizaje para la joven que vive en Sant Climent de Llobregat. En esas cuatro paredes aprende a tocar la guitarra con la ayuda de sus compañeros. Un instrumento musical que es testigo de los primeros acordes y letras de una nueva canción compuesta por ella misma. “Besa la verdad, si ves que no hay marcha atrás”. Así empieza la canción que Aitana compuso en ‘OT 2017’ bajo la mirada de admiración y cariño de sus compañeros. El tema que todos los aitaners quieren tener ya en sus reproductores musicales. Cepeda le da consejos, Ana escucha atenta, mientras que Roi le guía en sus primeras veces con la guitarra. Son un equipo. Una familia que siempre va a tener presente en su vida.

Aitana Ocaña en la final de OT 2017

Aitana vio en Operación Triunfo una oportunidad única que sin llegar siquiera a imaginarlo se convertiría en la experiencia más bonita que viviría en mucho tiempo. Nada hacía presagiar que detrás de la inseguridad que mostraba en Bang Bang, su debut en Operación Triunfo, se escondía una estrella de la música y una de las favoritas de la edición. Durante su paso por la Academia supo hacer frente a su miedo escénico y fue creciendo de una forma sorprendente hasta convertirse en una de las voces más reconocidas y queridas del panorama musical. Sus apoyos incondicionales dentro del concurso fueron Amaia y Cepeda aunque todos sus compañeros contagiaron a la benjamina del grupo la ilusión, la pasión por la música y las ganas de comerse el mundo. Amante de los sanjacobos con leche, es la que más calcetines ha perdido en toda la historia del programa musical y siempre encontraba un hueco para endulzar su estancia en la Academia televisada con un tarro de miel. Hemos reído con ella, muchos se han sentido identificados con sus miedos e inseguridades encima del escenario y se han enamorado de sus interpretaciones, siempre rodeadas de una magia especial. Hemos vivido con ella la presión de los pases de micro, el agobio y la desesperación cuando las cosas no salían como esperaba. Hemos aprendido con ella que las canciones que más llegan son las que tienen más de nosotros y dejan el alma al descubierto. Aitana lo ha hecho buscando en sus recuerdos gracias a la ayuda de los Javis, dos genios de la emoción.

Aitana Ocaña y Amaia Romero

Aiti, como muchos conocen a la artista,  tiene una versatilidad arrolladora con la que es capaz de dar voz a todo tipo de temas, esos que llegan al corazón como “No puedo vivir sin ti” o “Procuro Olvidarte”, una canción que marcó un antes y un después en el concurso de la catalana y otros que te hacen bailar en casa o en la discoteca con tus amigas o tu familia como “New Rules”, “Instruction” o el hit de este verano, “Lo Malo”. Sus canciones y su voz tan especial se mete en nuestra cabeza de una forma inesperada. Segura de sí misma y con una personalidad en su voz y un talento musical que todos deberíamos presenciar al menos una vez en la vida, Aitana es sincera, alegre, emocional, divertida, gran compañera y amiga. Es una luz en medio de la oscuridad, es un abrazo cálido en la tempestad, una brisa de aire fresco en una tormenta de verano. Un ejemplo de humildad, talento, sensibilidad, sencillez y dulzura que tiene por delante un futuro prometedor. El mejor ejemplo.

Sin duda, la joven es un referente musical y social. Ha colaborado con la causa feminista a través de “Lo Malo”, un himno necesario para las mujeres que ha tenido una presencia muy importante en la última manifestación celebrada con motivo del Día de la Mujer. Es una chica agradecida y comprometida con su público, siempre con una sonrisa. Son muchos los que caminan a su lado, los que le recuerdan cada día que es un regalo de la vida. Ella devuelve en forma de canciones ese agradecimiento, en cada concierto, en cada nota que sale de su voz y cada mirada sincera.

Aitana da sus primeros pasos en el mundo de la música y lo hace a lo grande, convertida en una estrella que ilumina todo el universo. Lo mejor está por llegar para una artista que acaba de despegar, a la que le augura una larga trayectoria musical.

No olvides que siempre reinarás.

https://youtu.be/alp-037PAGY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *