Anaju Calavia: el poder de transformar el arte

anaju

En medio del silencio y fuera del prime time, hay un talento que revoluciona la escena más musical que televisiva porque aunque cueste, ella siempre llega.  Trabajadora y perserverante, asumiendo retos y aprendiendo de los errores. Anaju es una luz explosiva en movimiento. En transformación constante, siempre en defensa de un arte que antes desdibujado, ahora se empieza a reconocer. Aunque más alejada, la música siempre estuvo en su recorrido vital. Y cuando te dejas llevar y te atreves, suceden las cosas más bonitas, las que nunca esperaste.

Podría vivir agarrada a un cubo de palomitas (es la mayor fan) y por eso en OT 2020 ha sido una de las cosas que más ha echado de menos. Ella es Ana Julieta Calavia, aunque todas le conocen como Anaju. Amante de las canciones lentas, los pajaricos y de su huerto, al que quiere volver cuando acabe este confinamiento. Es lo que le permite dejar a un lado las preocupaciones y encontrarse. De pequeña quería ser arquitecta además de trabajar en una tienda de chuches y ser panadera. Si todavía no lo sabías, la comida le vuelve loca.

anaju

Alocada, impulsiva, intensita y risueña como ella misma se define, la “mami” de la Academia, la más responsable cuando se trata de tener la casa en orden, la misma que se ilusiona por los logros de sus compañeros y que siempre abraza antes de pedir un abrazo. Anaju ha recibido duros golpes en la vida. Uno de ellos fue en el atentado de Barcelona, lo que le hizo aprender que lo verdaderamente importante es el aquí y ahora. Saber perdonar y avanzar por tu propio bien. Anaju es todo un ejemplo. Además tuvo que pasar por una leucemia cuando era una niña, algo que nadie conocía y que ella mismo contó durante una comida en la Academia. En Operación Triunfo ha tenido muchos momentos de risas pero lo que disfruta como nadie es de la risa de Nia.

anaju

Anaju, talento y evolución artística

Ante el miedo que muchos podrían tener de caer en la imitación, ella rompió con todo eso y sorprendió en la gala 0 con una versión muy sentida e intimista de Catalina de Rosalía. Una actuación que le abrió las puertas de la Academia.

Después de eso, llegaría un camino que ha superado con mucho acierto, en el que ha habido de todo. La gala 1 nos regaló el dúo de Gèrard y Anaju que cantaron una bonita versión de Up. En la gala 2, llegó el primer número de Anaju con coreografía. Fue en Guantanemera con Nia, donde pudimos ver que la sangre latina también corre por sus venas. Aunque fuera una canción alejada de su estilo, la joven nos transmitió el buen rollo que pedía el tema. Mejor o peor, pero con más aciertos que errores, defiende los temas de la mejor manera y se nota que detrás hay mucho trabajo. En la gala 3, Anaju interpretó Señorita con Hugo en un dúo en el que ambos estuvieron muy conectados durante toda la canción. Después, llegó el bolero Amor eterno con Javy que también tuvo su complejidad y no tuvo el resultado esperado, lo que les colocó a ambos como nominados de la noche.

anaju

Fue en la gala 5 donde Anaju despuntó con la Sandunguera, un auténtico numerazo que es considerada una de sus mejores actuaciones. Se consolidó como guerrera al demostrar que no hay nada que le frene. Le vimos arriesgar y enfrentar una elección que no era fácil. Le vimos disfrutar y unir en un número todos sus valores artísticos. “Has sido”, le dijo Ruth Lorenzo que esa noche se sentó en la mesa del jurado. Y lo cierto es que no hay nada más poderoso que ser tú misma. Cuando eso ocurre, el arte se libera y la magia se dispara. Siguió la buena racha de Anaju con la explosiva versión de Las Ginebra’s de Con Altura que cantó con Maialen. De esas actuaciones que son revolución y no se superan. Anaju tiene un potencial artístico muy amplio  y sin duda ha demostrado ser la concursante mas versátil de la edición.

En la gala 7 llegó Tusa que fue uno de los números más difíciles de OT 2020. Hacer de un dúo una canción solista con la complicación del baile, el rap y la interpretación, no fue nada fácil. Anaju hizo un número impresionante. Se pasaba horas en el box ensayando la afinación, esa “espinita” que siempre tuvo clavada y aunque no fue una actuación de 10, dejó un buen sabor de boca. La gala 8 fue la del “girl power” con Girls just want to have fun junto con Samantha. Una actuación que tuvo cambios en el último momento por el repentino accidente de Sam, algo que solventaron de la mejor forma posible ante las circunstancias que se dieron. De ahí, llegamos a la gala 9, la última que hemos podido ver que se hizo desde la Academia donde Anaju interpretó Inevitable de Shakira.

anaju

La joven turolense siempre intenta ser buena con todo el mundo, es generosa y altruista. Dispuesta a aportar a un talento que crece. Si hay algo especial en Anaju es la capacidad de transformar el arte en su mejor versión y dibujar una libertad que vuela con seguridad sobre el escenario. Ha demostrado que lo importante es perseverar, trabajar y nunca dejar de intentarlo. Es la concursante que más ha evolucionado dentro del programa, la que ha asumido más riesgos y siempre lo ha hecho con altura. De compromiso incuestionable y entrega absoluta.

 Anaju ha formado parte del coro de la escuela elisava. Ha hecho danza y ballet, toca el piano, la guitarra y el ukelele de manera autodidacta y admira a Florence and the Machine, Rosalía y María José Llergo.

Anaju ha compaginado su formación en Publicidad y Diseño con su pasión por la música que aunque más a un segundo plano siempre ha estado presente. Un cambio que necesitaba en su vida para crecer y ver si era capaz de afrontar nuevos retos. quiso cambiar su vida para poner a prueba su talento musical. Operación Triunfo ha sido su gran oportunidad. En ella vemos a una artista con mucha vida y una forma de trabajar muy admirable. Y lo cierto es que sí. Lo ha hecho. Durante su paso por la Academia ha compuesto en inglés y español, y a la espera de escuchar su primer single Me iré, sabemos que todo lo que saldrá será un producto de calidad. Sus fans lo tienen claro desde que le acompañan en este camino. “Anaju, la diosa a la que yo le rezo”.

anaju

Anaju es el mejor ejemplo de versatilidad gracias al trabajo, la  representación de la valentía en la que te permites tener una nueva oportunidad. Los caminos son indefinidos. A veces la dirección se voltea. Es la transformación del arte en su máxima esencia. El destino te ha escogido porque tienes algo. Celebraremos cada triunfo y lo haremos con palomitas. Gracias por ser, Anaju.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *