belen aguilera

Belén Aguilera gasta una nueva bala creativa con ‘Búnker’, adelanto de su primer disco ‘Como ves, no siempre he sido mía’

belen aguilera

Cuando caes en un abismo, siempre hay algo capaz de levantarte. Sin darse cuenta, Belén Aguilera, la cantautora más honesta con la que nos hemos encontrado últimamente, lo hace posible con su música. Su último refugio es Búnker, un tema fiel a su esencia con un sonido más dinámico y movido que en sus anteriores propuestas. La catalana gasta un nuevo revólver, uno más valiente y humano, ese que a veces una no se atreve a disparar porque implica una desnudez emocional y un recuerdo que al tiempo que duele, sana las heridas. Pero ella sí, se atreve a dar forma a sus sentimientos más profundos, entre sus cuatro paredes y el abrigo de su piano y lo hace con la misma delicadeza a la que nos tiene acostumbrados.

Belén Aguilera sabe como hacer funcionar su arma más poderosa: su voz cálida y susurrada y su inteligencia y habilidad como storyteller. Como ella misma ha explicado en sus redes sociales, Búnker es una despedida agridulce. Pero es algo más. No esperar a que alguien cambie. Es salvarte a ti y asumir que seguir cerca te hace más daño y que hay que dejar atrás lo que un día fue y funcionó para estar contigo y estar bien. Ese es el mensaje que quiere transmitir Belén con Búnker, el adelanto de su primer disco Como ves, no siempre he sido mía. De aire veraniego y adictivo, la canción es un nuevo paso en la carrera de Belén Aguilera que sabe conectar con las sensaciones y te lleva a un nuevo lugar, diferente para cada uno que lo escuche que rescata sus recuerdos mientras se sumerge por su propio búnker personal.

belen aguilera

El lyric video creado por Pablo Gil sigue la estética visual de los anteriores con una delicadeza que encaja con la sensibilidad de la música que le acompaña. Se percibe la obsesión que tiene Belén por los atardeceres y se da valor a los paisajes, a esos lugares a los que necesitamos volver para encontrarnos. A nivel producción es otra “joyita” que comienza con el sosiego de una balada y que va creciendo en intensidad hasta alcanzar el desahogo que produce tomar una decisión que te protege. En conjunto, encontramos una canción que se acerca al disfrute y es una evolución más esperanzadora de Mía. Del susurro llorado de Mía llegamos a la celebración y refugio de Búnker.

Si analizamos en conjunto los temas que ha ido sacando Belén Aguilera durante este tiempo, se percibe una clara evolución, de ahogarse en los monstruos que no te dejan avanzar, a la decisión de hacer jaque al veneno cuando vuelves a enfrentarte a heridas abiertas, hasta llegar al reconocimiento del amor propio y priorizar tu salvación. Es interesante descubrir todo este proceso. “Es que prefiero renunciar a los dos, salvarme a mí”, dice la letra en una nueva alabanza al amor propio. “No hay búnker más seguro que yo”, se escucha en otro momento de la canción que habla de la importancia y necesidad de encontrarte a ti misma cuando todo a tu alrededor se desmorona.

Al margen de las cifras, Belén Aguilera dibuja un arte íntimamente necesario que te remueve por dentro. Una propuesta que revela la pasión que infunde la cantautora con todo lo que hace. El esfuerzo siempre sumará y aunque el tiempo a veces sea lento y sufridor, al final se reconocerá tu talento porque cuando alguien tiene algo mágico y singular, no puede esconderlo. Y tú lo tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *