vis a vis

Las luces y sombras de Macarena Ferreiro y Zulema Zahir: ¿enemigas o cómplices?

zulema macarena

“La Rubia” y “El Elfo del Infierno” se encontraron entre cuatro paredes, las de una prisión fría y sombría. Cruz del Sur. Macarena Ferreiro, inocente y miedosa. Zulema Zahir, la más peligrosa y maquiavélica. Han pasado años desde que sus miradas se cruzaron. Juntas han crecido, se han rebelado y sorprendentemente se han convertido en seductoras secuaces.

Vis a Vis se ha convertido en una de las series más brillantes a nivel nacional. Un nuevo ecosistema con las mujeres como protagonistas  que ha desatado la pasión de una marea amarilla que ha demostrado la lealtad a un producto de altísima calidad. Najwa Nimri y Maggie Civantos han sido las actrices que han dado vida a las presas más queridas por el ejército amarillo. Un nuevo universo se abre, ahora con el estreno del spin off que se ha hecho posible por la fuerza de los fans. Vis a Vis, el Oasis que devolverá la magia de la prisión pero ahora, en libertad, con armas y nuevas jugadas. Mención especial a Álex Pina y todo su equipo de guionistas que han sabido dibujar un inteligente arco narrativo para ambas, un desarrollo que parece no tener límites.

zulema macarena

Macarena Ferreiro empezó siendo un mirlo blanco, en contraposición al juego que suele hacerse de ir de la maldad a la bondad. Aquí no. Una mujer manipulada por su jefe y amante que entra en un cosmos nuevo en el que ella se defiende como inocente. La misma que hizo frente a su debilidad para transformarse en superviviente entre amenazas, “pinchos”, peligros, motines, el aislamiento o los vis a vis. Un interesante viaje que recorre Macarena de la mano del público. De la benevolencia al atrevimiento y carácter perverso de alguien que necesita hacerse notar para sobrevivir. Una evolución y transformación que también se reconoce en su relación con Zulema. Del odio, al entendiemiento y la unión fraterna y cómplice. “Un matrimonio extraño”, como aseguraba Iván Escobar.

Todo por la libertad

Zulema y Macarena siempre tuvieron un mismo objetivo: ser libres. Al principio, no sabían que había algo que les unía hasta que se dejaron escuchar. En el caso de Zulema, siempre fue un diamante bruto como personaje dentro de la trama. De ojos oscuros que sondean todo a su paso, hemos aprendido que es mejor no cruzarse en su camino y que a veces también las apariencias engañan.

zulema zahir

No es una antagonista al uso. Zulema no es mala porque sí, tiene sus razones y en ella también encontramos luz. La libertad es su talón de aquiles, la meta soñada. Todas las barreras que derriba son referentes a esa ansiada libertad. Fue todo un acierto por parte de los guionistas acercarnos a su pasado para descubrir dónde estaba su punto de dolor y fragilidad. Porque la actitud de una persona la define su ayer. Un golpe que lo rompe todo en mil pedazos. Eso fue lo que le ocurrió a Zulema, un personaje muy rico a nivel narrativo, camalénico, con un sinfín de matices que Najwa Nimri ha sabido trasladar a la perfección, siempre intentando darle un ápice de humanidad.

Su madre abrió su grieta. Le cortó las alas y le robó su libertad.  Zulema escapa de su casa cuando solo era una niña. Fue ella quien le convirtió en una psicópata con corazón de hierro. En el recuerdo a su pasado, descubrimos que Zulema incluso llega a tener un bebé que le fue arrebatado. Ese amor y protección maternal lo descubrimos cuando Fátima llega a la cárcel y para ella todo cambia. Siempre ha sido como ese escorpión que lleva como insignia, silencioso, peligroso que derrama un veneno letal, al que es mejor no acercarse porque como animal salvaje, no puede resistir estar encerrado.

zulema macarena

Zulema y Macarena se salvan mutuamente. Ellas empiezan a conocerse con unas sensaciones muy lejanas, no tienen nada que ver y como siempre la egipcia le hace la vida imposible a “la mosquita muerta”. Pero Ferreiro se transforma en el motor de energía para Zahir. Ambas se estimulan por la venganza y en Cruz del Sur hay mucho de eso. La contingencia se abrió paso más tarde en Cruz del Norte. Zulema es un personaje peculiar, una presa que no sabe relacionarse de otra forma que no sea mediante el conflicto y así es como decide acercarse a Macarena.

Desde la posición del espectador, es interesante descubrir que dos personalidades tan particulares lleguen a encontrarse y compartir un punto en común: la búsqueda de la supervivencia. La alianza de dos mujeres muy fuertes que inicialmente no se soportaban, que se odiaban y querían venganza y que se convierten en las cómplices más atractivas y poderosas del universo de ficción. Sus capas se pueden explorar de forma inteligente por los guionistas, por lo que consideramos un acierto y un homenaje a los fans el spin off de estos dos personajes.

Macarena Ferreiro y Zulema Zahir tienen luces y sombras, las han tenido desde la primera temporada de la serie carcelaria y las han enfrentado desde un desarrollo vital que les ha permitido viajar de la oscuridad a la luz. Siempre de la mano. Enemigas y cómplices que aportan una nueva mirada contra el heteropatriarcado.

Vis a Vis: El Oasis se estrena el próximo 20 de abril en FOX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *