bruno alves

Bruno Alves, ganar al tiempo y formar ruido

bruno alves

“A quien voy a culpar si no es al tiempo que nos puso en un momento diferente a cada parte”. Con el paso del tiempo, reconocemos que la vida prepara nuestro destino y que nosotros somos los que encendemos la mecha y ponemos la fuerza necesaria para que lo que ese niño imaginaba, ahora sea una realidad. Hay suertes que te permiten soñar en aquello que creías olvidado. El tiempo te coloca en el sitio en el que tenías que estar. De repente, sin pedir permiso. Como un golpe seco de ese neumático o esa botella de plástico que hace saltar las chispas por los aires.

Es lo que pasa con el talento del uruguayo de nacimiento y madrileño de corazón, Bruno Alves, un cantante de directo que tiene ideas propias y que cautiva por tener un sentido innato del espectáculo. El joven pone el foco en el poder de su voz que se crece con su entrega enérgica y musical sobre el escenario, donde aprovecha su dominio de la percusión. Estamos ante un artista muy completo y uno de los más talentosos de la Academia. A través de la pantalla, descubrimos a un concursante que siempre está dispuesto a aprender y mejorar cada semana, ejemplo de compañerismo, una persona que demuestra grandes valores humanos, con un corazón noble y un músico con mucho que enseñar, con magia y personalidad.

bruno alves

Bruno Alves ha trabajado muy duro para llegar hasta donde está ahora. Tuvo que hacer el sacrificio más importante para emprender su camino en el mundo de la música: alejarse de su familia. Sus padres se vieron en la obligación de emigrar a Inglaterra, mientras que él decidió probar suerte en Madrid. Siempre luchador, trabajador y con una gran pasión por el arte. Bruno tiene un vínculo muy fuerte con sus padres que siempre le acompañaron en el camino, si no fue de forma física, sí en alma. De hecho, fue su padre que es profesor de percusión el que le transmitió que la música es sanadora y necesaria. Desde los 3 años y hasta ahora.

Desde niño, quiso dedicarse a esto y nunca dejó de perseverar hasta que llegó la oportunidad de entrar en Operación Triunfo. Bruno ha participado en pasacalles y batucadas. El joven estudió percursión y canto en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid. Una formación que ha complementado con el piano, la batería y la guitarra. Antes de entrar en la Academia, formaba parte del grupo TOOM PAK, referente en el terreno de la percusión. Además, ha trabajado como camarero, carpintero y mozo de mudanzas. Antes de Operación Triunfo, Bruno ya pasó por otros talents musicales. El joven participó en Tú sí que vales cuando tenía 18 años. “Qué timbre más especial, llegas directamente al alma”, le dijo Merche después de su actuación. Años más tarde, Bruno participó en La Voz y formó parte del equipo de Malú.

bruno alves

Bruno Alves llegó pisando fuerte en Operación Triunfo con Believer, una actuación que nos enseñaba una personalidad muy poderosa. Seguro sobre el escenario, vimos algo interesante en él, aunque unos agudos algo sufridos hicieron que la actuación no terminara por todo lo alto. El uruguayo consiguió su pase a la Academia y llegaron los primeros dúos. En la gala 1, compartió Sinmigo con Maialen, un número muy positivo donde ambos demostraron un ángel muy especial. La segunda gala fue el momento de Mucho mejor que interpretó con Javy. Ambos transmitieron muy buen rollo y eso se notó a través de la pantalla. En la gala 3, vimos la actuación más floja de su paso por el concurso. Fue con Podría ser peor junto con Anne. Sin embargo, fue una actuación que mejoró mucho después de los pases de micros. No era nada fácil y Bruno lo hizo posible por su capacidad de superación y su trabajo semanal.

Descubrimos que Bruno sabe ser intimista, pero también es capaz de crecerse ante los desafíos, bailar y desatar la energía en directo. Una de sus mejores actuaciones llegó en la gala 4 con Bad Girls que compartió con Nia. Un número espectacular, poderoso, riguroso. Ambos brillaron y Bruno demostró que tiene una voz muy versátil que no tiene techo. A la que ya es considerada una de las actuaciones más memorables, le siguió Everybody con Jesús. En esta ocasión, volvió a demostrar que es capaz de controlar el baile, la voz, la actitud. Aunque no fue una de sus mejores actuaciones, fue un paso más para mantener la constancia.

bruno alves

Su primera canción en solitario fue Lately, una balada donde lo que importa es su voz. A pesar de los nervios, Bruno nos emocionó y llegó a transmitir, porque lo sintió y se atrevió a proyectarlo fuera. Fue la ocasión para mostrar una nueva faceta. En la gala 7, el joven interpretó Llegué hasta ti, donde le sentimos auténtico, desprendiendo alegría y una energía muy positiva. Son los talentos que se trabajan, que se cuidan y se crecen. Bruno pudo explotar sus mejores valores artísticos. Fue una nueva oportunidad para usar la percusión y disfrutar sobre el escenario.

Pero si hay una actuación que marcó un nuevo matiz de su sensibilidad fue La puerta violeta de Rozalén. Aunque a Bruno se le vio visiblemente nervioso y emocionado por lo que representa la canción, hizo una interpretación correcta, aunque no fue suficiente para cruzar la pasarela. Su compañera Maialen utilizó su privilegio para salvarle de la nominación. La última actuación que vimos de él fue en la gala 9, Quiero tener tu presencia, otro tema en solitario que defendió de la mejor manera. Bruno volvió a demostrar que tiene algo especial y una personalidad muy fuerte que le hace brillar y marcar la diferencia.

bruno alves

Lo que hemos visto de él, es lo que deja huella. Cuando su sonrisa lo ilumina todo, cuando su entrega es un ejemplo para muchos jóvenes, cuando aporta en sus propias actuaciones. Él mismo se define como una persona “luchadora y trabajadora” pero también “muy alegre y divertida”. Cuando se pone a escribir lo hace para hacer terapia consigo misma y de paso, ayudar a los demás. Esto se hace presente en Fugitivos, su primer single producido por Rayden que sus fans están deseando escuchar. Entre sus cantantes favoritos se encuentran Stevie Wonder, Ed Sheeran y Jorge Drexler. Además, confiesa que su “celebrity crush” es Alba Reche.

Su compromiso, sus ganas de aprender  y su talento le han llevado a un lugar donde los sueños se van cumpliendo. Bruno Alves es una de las voces masculinas más llamativas del concurso. El joven ha tenido que pasar por multitud de registros, afrontar diversos retos que le han colocado en la recta final y lo más importante, ha conseguido ganarse el corazón del público y especialmente de esos brummies que ya no pueden irse de su lado.

Bruno Alves nos enseña lo que es , el sitio al que pertenece, la pasión que lleva grabada desde que es un niño. Ha ganado el tiempo, ha vencido las caídas y sobre una hoja en blanco escribe una nueva historia, la suya. Bruno, sigue haciendo ruido. Te estamos esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *