“El futuro nos pertenece” con ‘La Valla’ y la ficción española’: así fue el último capítulo

La Valla se ha situado en los primeros puestos dentro de la programación de Netflix y la serie más vista en diferido. Una apuesta valiente y original que podría tener una continuación en algunas de las plataformas más populares

La Valla

La Valla ha sido una ficción que ha venido como anillo al dedo en plena pandemia. Dentro de la serie, un virus acecha el país dividiendo la nación en sectores mediante una gran valla, dependiendo de la cantidad de contagios. Un gobierno dictatorial está en el poder y enturbia cada historia que nos cuentan los personajes. Nuestros protagonistas: Julia (interpretada por Olivia Molina) y Hugo (papel interpretado por Unax Ugalde). Anoche, la serie culminaba su emisión en abierto en Antena 3, a pesar de que ya había sido estrenada en Atresplayer Premium el 19 de enero de 2020.

En rasgos generales, la historia comienza cuando Marta Mújica, hija de Hugo desaparece sin dejar rastro. La niña es huérfana de madre así que Hugo con la ayuda de su cuñada Julia comenzará a buscarla sin éxito. Durante el período de búsqueda se nos presentan otros personajes importantes en la serie. Emilia, madre de Julia (interpretada por Ángela Molina), que intentará por todos los medios continuar la revolución que unos años atrás comenzó en contra del Gobierno y las injusticias. Este personaje será clave durante toda la serie, ya que irá ayudando a muchos otros sobre todo en el final de la ficción, con la ayuda de Luis, Ministro de Sanidad, que se desvincula por completo del Ministerio para unirse a la revolución.

La Valla

El personaje que enturbia toda esta historia es Alma López-Durán (Eleonora Wexler), una investigadora de gran prestigio que junto con su hermano lleva adelante una empresa que capta a niños “especiales”, es decir, niños que tienen anticuerpos al virus, y cuya sangre es esencial para curar a los enfermos del virus.

Más adelante, nos daremos cuenta de que Alma es quien custodia a Marta, hija de Hugo y que parece ser de las personas más valiosas para descubrir un tratamiento al virus. Marta junto a otros niños serán recluidos en un centro de investigación donde se les irán haciendo las pruebas necesarias para encontrar una solución al problema pandémico del país. La suerte que corre Marta es que Hugo y Julia hacen todo lo posible por entrar a trabajar más allá de la valla, precisamente en la casa del Ministro de Sanidad.

La Valla

Entre tanto “jaleo”, el desarrollo del programa nos va mostrando a más personajes, cada uno de ellos, más o menos implicados en la justicia del país: los hijos de Alma y Luis, Iván y Daniela, personajes completamente diferentes pero que al final de la historia confluyen por un mismo camino, un camino en el que se encuentra Manuela, criada en la casa de los mismos, y madre del futuro hijo de Luis. Manuela desencadena caos en la familia, ya que se contagia del virus. Gracias a ella, Julia y Hugo encuentran donde estaban recluidos el resto de niños que formaban parte de la investigación.

La historia se desarrolla entre capítulos de investigación, de revolución por parte del pueblo contra el gobierno dictatorial hasta que llega el final, el último capítulo, y comienza la verdadera revolución. El ministro huye del Gobierno para unirse a la lucha con Emilia, Hugo y Julia. Con él se lleva a sus hijos, a Manuela, y a varios de sus hombres. Juntos forman, con los padres de todos esos niños que están en el centro de investigación, un grupo de “rebeldes” para el gobierno y para otros, la solución al gobierno dictatorial que viven. Hugo y Julia por fin conseguirán liberar a todos los niños del centro de investigación y unirse con el resto del grupo, que ya se amotinan en frente de la valla.

La Valla

Los nervios ya empiezan a estar a flor de piel en una serie en la que no faltan emociones, y más con un tema que nos cae tan de cerca en estos momentos. El pueblo en la plaza, frente a la valla, se sublevan y aunque perdemos a algún personaje consiguen cruzar la valla, por fin. En un giro de los acontecimientos, Marta es secuestrada de nuevo, lo que incita al grupo de sublevados a entrar en la casa del presidente. Un final esperado cuanto menos y sin ninguna baja importante para acabar la serie.

Pero para enterarte de que sucede, tienes que ver el último capítulo, ¡prometemos que merece la pena! Al acabar el capítulo, un salto al futuro, seis meses después de la revuelta y un repaso a la vida de cada personaje. ¡Ah! No te olvides ver hasta el último minuto del capítulo, al final te vas a quedar con la boca abierta, y con ganas de más, de más capítulos y de otra temporada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *