‘La cocinera de Castamar’, amor y lucha de clases desde una visión contemporánea

Tras estrenarse en exclusiva en Atresplayer Premium, La cocinera de Castamar se estrena hoy en el prime time de Antena 3

Michelle Jenner como Clara Belmonte en 'La cocinera de Castamar'
Michelle Jenner como Clara Belmonte en ‘La cocinera de Castamar’.
Foto de Pedro Valdezate

La cadena que se ha ganado por derecho el sello de ficción de calidad sigue apostando por historias interesantes para el gran público. Cuando desde el equipo de Buendía Estudios se encontraron con la novela de Fernando J. Núñez, enseguida se dieron cuenta de que tenían que hacer una serie que adaptara todas las tramas de interés narrativo y emocional. La ficción protagonizada por Michelle Jenner y Roberto Enríquez refleja la historia de Clara Belmonte y Diego el duque de Castamar. A ambos les cambiará la vida nada más conocerse, al compartir un pasado doloroso pero un presente lleno de posibilidades. Con el paso de los capítulos descubriremos una dificultad: la lucha por la diferencia de clases en una época tan encorsetada como el Madrid del siglo XVIII así como la sed de venganza de Enrique de Arcona (Hugo Silva).

Este miércoles La Cocinera de Castamar se ha presentado ante los medios en una rueda de prensa virtual donde hemos podido conocer más detalles de la serie y descubrir los puntos fuertes que le convierten en una apuesta segura. Sonia Martínez, directora editorial de Ficción de Buendía Estudios ha destacado lo bien cuidado que está el producto a todos los niveles, desde la dirección de arte hasta la música, a cargo de Iván Palomero,  donde escucharemos sonar una orquesta muy potente en ciertas secuencias.

Queríamos hacer una serie de época pero transmitiendo en los personajes una contemporaneidad

Además, ha señalado la importancia de presentar problemas de corte actual en una serie de época que destaca por llevar impreso ese punto de actualidad, de feminismo y de mirada contemporánea. “Cuenta con numerosas tramas actuales que tienen una vocación de mostrar problemas que existían entonces y que siguen sin resolverse”. La intención ha sido mostrar esa modernidad en el diseño de personajes y así lo explicaba Sonia Martínez. “Queríamos hacer una serie de época pero transmitiendo en los personajes una contemporaneidad”.

Roberto Enríquez como el Duque de Castamar
Roberto Enríquez como el Duque de Castamar

En este sentido el actor Roberto Enríquez también ha querido destacar este ingrediente tan interesante. “Lo que más me apasiona de la serie es cómo se ha adaptado para espectadores de hoy en día una historia del siglo XVIII”. También ha dedicado unas bonitas palabras a su compañera Michelle Jenner. “Es una actriz muy humilde y entregada. Tiene el don de trabajar de una manera muy sencilla y muy bonita”.

Martínez ha confesado la dificultad que se encontraron para adaptar a televisión una obra literaria que considera “extensísima”. Para ello, tuvieron que hacer una criba con todas las tramas que aparecen en la novela y trasladar a pantalla las que consideraron más relevantes, incluyendo elementos novedosos. Todo un acierto y un disfrute para el público que se introduzca en el viaje que se propone que sin duda es fiel y mantiene la esencia de la original.

Secuencia del primer capítulo de 'La cocinera de Castamar'
Secuencia del primer capítulo de ‘La cocinera de Castamar’

Michelle Jenner se ha mostrado agradecida por ser parte de un proyecto que incluye personajes llenos de vida, sensibilidad pero con esos misterios y esa oscuridad que arrastran durante toda la serie. “Es una historia llena de personajes intensos, con muchas sombras, que los hace muy humanos e interesantes”, confesaba. Además, nos contaba que en esta serie ha aprendido a cocinar. Es lo que tiene estar en los fogones de palacio.

Así es La cocinera de Castamar

Madrid, 1720. Clara Belmonte llega a Castamar huyendo de un doloroso pasado para trabajar en la cocina del palacio.

La muerte de su padre acusado de traición ha trastocado sus planes de vida y la ha hecho enfermar de agorafobia. La joven se refugia en la cocina para sobrevivir y convierte su trabajo en su gran pasión. En sus platos vuelca sus esperanzas, sus ilusiones y la convicción de que todos seremos iguales cuando todos comamos igual.

En el Palacio, cocina para Diego, Duque de Castamar. Viudo y con un pasado también desolador, al que la llegada de Clara cambia la vida. Poco a poco se dan cuenta de que están enamorados. La diferencia de clases es el principal obstáculo para que puedan estar juntos. Pero no el único. Su madre, Doña Mercedes, empeñada en que el ducado tenga descendencia, trata de que su hijo contraiga matrimonio con la noble Amelia Castro. Para ello, cuenta con la ayuda de Enrique de Arcona, el marqués de Soto. Un hombre que oculta sus verdaderas intenciones y que está dispuesto a lo que sea para lograr su venganza.

Galería del capítulo 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *