La ternura y la humildad de Amaia en la firma de su primer disco ‘Pero no pasa nada’

firma amaia romero

Preparas la cámara. Levantas la vista y te encuentras con la misma sonrisa y humildad de Amaia Romero, la joven que se sienta al piano para abrazar la emoción y que siempre da las gracias. Es el triunfo de la sencillez inteligente, la esencia de una cantante que no se ha dejado llevar por las modas ni lo que se lleva en la música , que simplemente te entrega lo que tiene dentro, lo que siente suyo, lo que es. En ella reconoces la magia de las primeras veces, la sensación de que lo que estás escuchando es algo único, especial y poderosamente emocional. Hemos esperado mucho tiempo para escuchar su primer disco Pero no pasa nada pero realmente ha merecido la pena porque este álbum es la mejor apuesta a la calidez, lo auténtico sin pretensiones que recuerda la importancia de que lo intimista siempre gana si tienes el oído preparado para ese tipo de sonido que a veces no nos permitimos escuchar. Un trabajo necesario y conmovedor. Una obra de arte honesta y sincera que llega al corazón.

Madrid esperaba con ganas a la navarra y la recibió con cariño y una buena dosis de abrazos sinceros. En una firma de discos que tuvo lugar en El Corteinglés de Callao en la que vimos a aparecer personas de rangos de edad muy distintos, hay algo que no cambió. Dar las gracias por la buena música. La de verdad que no juega con ningún tipo de artificio. Desde el bebé que nació al ritmo de El relámpago, hasta los más jóvenes, solos o acompañados de esa gente con la que comparten un mismo sentir, e incluso personas más mayores que quisieron acercarse a ella para darle las gracias. La sensibilidad de Amaia no tiene edad ni fronteras. La joven navarra nos hace volver a creer en la buena música en una añoranza a la infancia y el primer amor “¿Te ha gustado?” Les preguntaba a los fans que se acercaron esta tarde mientras que confesaba estar bastante nerviosa por el lanzamiento del disco y la respuesta siempre era la misma. Solo buenas palabras para una forma de entender la música brillante y sanadora. Un primer álbum que respira libertad y que te transporta a un universo paralelo en el que parece que todo cobra sentido.

firma amaia romero

A pesar de haber madurado y haber crecido en el ámbito profesional, Amaia es la niña que soñó música desde antes incluso de hablar. Una pasión que le llevó a formarse todo lo que pudo y esperar que el destino eligiera su camino. Es la misma persona que conocimos en una Academia que nos hizo enamorarnos de su fascinante versatilidad, al piano interpretando piezas de Mozart o sobre el escenario con un Shake it out explosivo que ya es histórico, con su arrolladora personalidad y un talento musical imparable que a día de hoy nos sigue sorprendiendo. Esta tarde en la firma de discos me acercé un poco más a esa joven en la que siempre vi algo especial porque lo que ves en ella es lo que hay. Su humildad, su sencillez y su corazón se ganaron el incondicional apoyo de unos fans que no quisieron irse de allí sin decirle que su música ya se ha quedado grabada en su mente y es que al final nadie podría hacerlo mejor que ella.

Brilla siempre, Amaia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *