Natalia Lacunza lanza ‘Olvídate de mí’, droga de diseño para los sentidos

olvídate de mi

La cantante y compositora Natalia Lacunza regresa con Olvídate de mí, un single de toque nostálgico que es concebido como la continuación natural de Otras Alas, su primer EP

“Esto que has hecho en mí, es una droga de diseño”. Desde que escuchamos los primeros acordes, decidimos elegir esta frase para definir lo que nos hace sentir su nueva canción Olvídate de mí. Hay algo que se tiene , que no se aprende. Natalia siempre lo tuvo pero además de eso no se conformó, lo trabajó y lo cuidó porque cuando tienes algo tan preciado, no hay que dejarse llevar por las influencias, hay que saber encontrarse y tener claro lo que quieres contar. En un viaje a sus propias historias personales, en un ejercicio de honestidad con sus fans, Natalia lo encontró en un vuelo a su libertad más indoblegable que vuelve ahora para abrazar la sensibilidad a otro lado en el que nos vemos reflejados. En una reconciliación pactada con el corazón, nuestros ojos se vuelven llorosos y el bucle parece no tener fin.

Su música reconvertida en droga de diseño que ataca directamente a los sentidos es adictiva, brillante, sensible, diamante de la sencillez y el buen gusto musical. Es el poder de volver a reinventarse, de atreverse, hacer de algo simple, un tema de una belleza incontestable que se mueve en un marcado pop ambiental con una sucesión de beats que tienen la fuerza necesaria para que la voz de Natalia sea capaz de brillar en su máximo esplendor. Todo lo que acompaña a la música, tiene sentido. Los efectos vocales y sonoros, esos ecos y coros que aparecen en la segunda mitad de la canción ayudan a crear un ambiente envolvente que aporta elegancia, nostalgia y tristeza.

natalia lacunza olvidate de mi

En un silencio susurrado, la voz de Natalia te protege y te abraza. Es entonces cuando aparece la calidez artística y el mensaje llega de forma limpia y directa al alma que intenta recomponerse de lo que acaba de vivir. Su capacidad como compositora es mágica, es capaz de plasmar miles de sensaciones y recuerdos en una sola canción que no llega siquiera a los 3 minutos de duración. Sencilla y frágil, estamos ante una de sus mejores composiciones, la más real.

Balada estelar de fácil hundimiento emocional

El videoclip creado por Pablo Amores, es todo lo que pedía Olvídate de mí: personal, sencillo y sin niguna floritura pero con el acierto de saber transmitir fielmente la letra. Un vídeo casero formado por retazos de imágenes en movimiento que no buscan la perfección, sino la naturalidad, vagos recuerdos que duelen porque siguen ahí. Una canción de despedida a un amor que está en tu vida pero que no fue real, al que necesitas dejar ir. Una flor en el pecho que se incendia y desgrana. Lo que te parece ideal, acaba siendo tu error más visible. Es el mensaje que encontramos en Olvídate de mí, con el que Natalia vuelve a abrazar la emoción.

Olvídate de mí es la antesala de su segundo trabajo que verá la luz en el próximo mes de marzo y que traerá consigo una primera y muy esperada gira de conciertos A otro lado que ya ha anunciado sus primeras fechas. La voz gana protagonismo en Olvídate de mí, reduciendo así la presencia de la instrumentación para dejar paso a la melancolía que pretende transmitir la canción. Silencios sin dueño que aparecen en una balada destroza-corazones que supone poesía para los sentidos con un ritmo pausado que no encierra ningún ápice de comercialidad y la verdad que tampoco hace falta porque lo que nos presenta Natalia es mucho más poderoso que todo eso. Auténtico, valiente, intimista y transgresor.

Natalia Lacunza lanzó como primera canción la arrebatadora balada y obra maestra “nana triste” junto a Guitarricadelafuente. Una canción que alabó la crítica y por los artistas más importantes en España – hay quien dice que es “La Mejor Canción de La Década” -. Su primer EP “otras alas” consiguió el Disco de Oro y cuenta ya más de 60 Millones de Streams.

Nosotrxs nos quedamos a vivir en Olvídate de mí, una droga de diseño para los sentidos que es dificil dejar ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *