sandra groove

Sandra Groove (OT 2020): “Soy una persona muy guerrera”

Sandra Groove

Apasionada de la música, de carácter guerrero y trangresor, Sandra Groove es una mujer luchadora cuando se sube a los escenarios y natural y sin filtros cuando los focos se apagan. Cuando eso ocurre, entonces queda lo que hay, lo que es. Sus tatuajes, una de sus debilidades más visibles, son la huella de una historia, la de su presente y su pasado. En su piel, su lema de vida, “love yourself first”, quererse a una misma es lo verdaderamente importante. Sus aros son un sello de identidad inconfundible, al igual que el poderío y el desgarro que aparecen entre notas musicales cuando le escuchamos.

En La Voz Cultural, hablamos con Sandra Groove que nos acerca a su historia musical y nos explica por qué se presenta a Operación Triunfo.

Sandra Groove es una de las 30 aspirantes que han pasado a la fase final de la nueva edición de Operación Triunfo que mañana se juega su entrada en la Academia y la posibilidad de cumplir un sueño. Detrás de “la flaca, de esa leona musical se esconde Sandra, una chica que nunca dejará de intentarlo porque cuando algo te llena de una forma tan profunda, tienes que seguir y perserverar. Y ella misma se define. “Soy una cantante valenciana que trata de hacerse un hueco en el panorama musical español con un estilo R&B contemporáneo muy personal”.

Sandra Groove

Aunque la música se ha convertido para ella en una pasión que ya difícilmente puede dejar escapar de su vida, cuando era una niña no era algo que entrara dentro de sus planes. “Realmente cuando era pequeña nunca dije que quería ser cantante, siempre decía otro tipo de cosas: veterinaria, matrona …hasta que me di cuenta que era aprensiva a la sangre. Imagino que me vi obligada a cambiar el plan”. Pero llega un momento en la vida de Sandra que algo cambia, ya no le interesan esas actividades a las que sus padres le habían apuntado.

Se dio cuenta de lo que quería hacer realmente y así se lo hizo saber a su madre. “Con 14 años me di cuenta que cantaba bien y le pedí a mi madre: – Mamá, quiero dejar la natación porque quiero apuntarme a dar clases de canto. Mi madre estaba flipando porque no sabía ni siquiera que me gustaba cantar. El primer día que vino a verme se hinchó a llorar como una niña pequeña”.

Si no fuera cantante imagino que sería educadora pero ni la mitad de feliz

Sandra Groove

Hay recuerdos que con el paso de los años no se olvidan y si están relacionados con la música se quedan grabados a fuego. Esta vez la memoria de Sandra no falla. “Probablemente el primero sea con unos 5 años, cantando la canción de la película ‘’Hércules’’. No sabía pronunciar bien la frase ‘’ y resistiré ‘’ , por lo que cantaba ‘’y risistiré’’. Seguro que hay alguno antes de ese pero tengo peor memoria que Dory, así que no os fieis mucho de mi jaja. Para conocer a Sandra un poco más, necesitamos preguntarle por sus defectos y virtudes, esos que todos tenemos aunque a veces nos cueste encontrarlos. “Creo que mi mejor defecto es ser cabezona, porque me hace ser una peleona con todo. Puede que mi peor virtud sea que hablo mucho. A veces viene bien, pero otras no tanto”.

Sandra Groove, la dulzura cañera

A veces eliges caminos por probar nuevas experiencias o simplemente porque piensas que puedes valer para eso y no funciona, llega otra cosa con la que consigues hacer click y te das cuenta que el camino correcto es el de escuchar tu corazón. Fue lo que hizo Sandra y parece que la vida le empieza a compensar. “Pues es curioso porque yo estudié educación social, me saqué esa carrera. Pero cuando con 18 años empecé el primer curso, empecé también a ganar dinero como cantante y me di cuenta de lo que realmente me llenaba. Así que, si no fuera cantante imagino que sería educadora, pero debo decir que no sería ni la mitad de feliz”.

Sandra Groove
Fotografía de Christopher Cognonato

La línea entre la artista y la persona es indivisible, ese es el gran acierto, ser tú misma en todo lo que haces y ser esa dulce guerrera con tanto por contar. “En realidad, lo que se ve es lo que hay. La Sandra artista se parece mucho a la Sandra personal. Me considero una persona muy guerrera, pero muy dulce y con una sensibilidad especial para algunas cosas a la vez. Mi manera de ser la intento transmitir en mis letras, ya que cuando escribo hablo de situaciones que me pasan, de personas que han pasado por mi vida o de cosas que me han marcado por alguna razón. Y todas esas cosas sobre las que escribir, las comparten ambas Sandras. Digamos que una la vive…y la otra le da forma y la canta”.

Vi un par de actuaciones de Julia y me conmovió

Pero, ¿con qué estilo musical ha crecido Sandra Groove? “Por un lado mi padre poniéndome rock todo el día, y por el otro mi madre poniéndome pop. Lo primero que escuché fue Luis Miguel. Mi madre se ponía cascos en la barriga cuando estaba embarazada de mi para que pudiera escucharlo. Independientemente de eso, con 14 años empecé a escuchar soul y R&B, me gustaban mucho artistas como Aretha Franklin, Etta James, Amy Winehouse, o el gran Otis Redding. Ahora me veo mas involucrada en el pop. Pero es cierto que cuando compongo noto una mezcla de ambos estilos, es por ello que hago R&B contemporáneo, que esta mezclado con mas estilos como por ejemplo el pop. Por lo tanto, haría pop pero con toques R&B muy interesantes.

Sandra Groove

Para Sandra, Operación Triunfo es una nueva meta, el programa que necesitaba para dar lo mejor de sí misma y demostrar de lo que es capaz, sin olvidar su personalidad que siempre está presente en sus propias composiciones. “Me llama la atención el formato del programa, ya que te deja ver la parte de artista subido a un escenario y la parte más personal a la hora de convivir en una casa. Creo que soy una persona que tiene muchas cosas que aportar ya no solo como artista y me gustaría que eso se viera sinceramente. Creo que muchas personas pueden verse reflejadas en mí“.

Además, la joven asegura que los casting fueron duros pero muy enriquecedores “porque me parecía un formato divertido y me apetecía tener una experiencia nueva la verdad, acercar un poco más esa Sandra personal a la gente. Es bonito dejarse ver como uno es“. Sandra recuerda el proceso de casting como un momento en el que hay que tener mucha paciencia. Así recuerda las horas previas. “Mucho cansancio ya que el primer casting es una cola enorme…en la que tienes que esperar todo el día. Estuvimos unas cinco horas haciendo cola…a mí ya me dio un bajón de tensión incluso y me tenía que estar sentando en el suelo, por eso me alegré tanto cuando me pusieron la pegatina. Pero los castings se viven de manera intensa la verdad”.

Sandra Groove

Sandra Groove es aspirante de Operación Triunfo 2020. Sin embargo, no es seguidora del programa. La última edición que vio completa es la primera. “Pues os voy a hablar de manera sincera. No lo he visto nunca. Vi la primera edición de todas, cuando salió David Bisbal (que me encanta, ya que estamos se dice) y ya no volví a ver nada más. No suelo ver mucho la televisión la verdad. También estuve en La Voz y solo había visto una edición también jajaja que desastre soy”.

A pesar de eso, confiesa cuál fue su concursante favorito de las últimas ediciones. “Vi un par de actuaciones de Julia y me conmovió la verdad”. La joven se sincera y confiesa el trabajo musical que más le ha gustado de las dos últimas ediciones. “Quizá los temas que más me estén gustando son los de Sabela. Me parecen distintos y personales.

 

Sandra tiene claro que la entrada en la Academia sería una experiencia muy enriquecedora en todos los aspectos. “Me gustaría entrar para que se vea una parte cercana de mí, y para poder centrarme 24h al día en la música. Me gustaría pasar mucho tiempo sentada en ese piano componiendo, expresándome. OT para mí es como un curso intensivo de todas aquellas habilidades que un cantante necesita”. Los valores que podría aportar a nivel convivencia son “mucha naturalidad, sobre todo. Soy una persona que es como es, y a quien le guste bien y al que no también. No podría fingir mi manera de ser. También creo que podría aportar mucho carácter, sentido del humor y muchas ganas de currar y aprender”.

Este año van a potenciar la composición que es uno de los grandes valores de un cantante. Y Sandra nos ha contado como se desenvuelve en este terreno. “Llevo componiendo desde los 14 años el estilo que hago, que es muy concreto, así que no se me da mal del todo.  Quizá OT podría venirme bien para practicar a componer otros estilos, si es cierto, porque cuando pruebo a componer otros estilos de música…nanai”.

Sandra Groove

Algo que tiene ganas de potenciar es el baile y en cuanto a las cámaras, no será algo que le incomode. “Por experiencias previas en otro programa, sé que no tendría problema. Puedo llegar a sentirme muy cómoda aunque esté rodeada de ellas así que no tendría problema en mostrarme natural como soy. Parece que si llega a entrar tendrá la Academia en orden y se sincera. “Quizá lo de la convivencia lo llevaría peor…soy un poco tiquismiquis con eso de la limpieza”.

OT es más interesante y cercano al espectador

Sandra confiesa que le gustaría cantar Freedom de Beyoncé en una de las galas y cuando le pedimos que elija un compañero/a para entrar en la Academia, al que consideraría un apoyo incondicional, lo tiene claro. “Estoy segura de que esa sería Valery. Ya en el casting fuimos juntas en el tren hacia Barcelona y ya nos unimos mucho, por lo que estoy segura de que eso se potenciaría”. Y cuando hablamos de un posible dúo. ¡Me encantaría cantar con Flavio! Es tan adorable jaja. Sandra se vuelve a mojar y confiesa a qué compañera ve cómo ganadora de OT 2020. “Puede que Valery o Nia. Son las que veo más potentes vocalmente. Son las que más me gustan, quizá por su estilo”.

Su paso por La Voz: la primera repescada en la historia del programa

El paso de Sandra Groove por La Voz fue emocionante por los seguidores que vieron como le daban una segunda oportunidad. Pero ella lo vivió de una forma distinta. “Pues en ese momento se vive de manera muy amarga, no te voy a mentir. Fue muy extraño. Pero los recuerdos que se quedan son muy bonitos porque al final te quedas con lo positivo. Pero bueno…la televisión es así…nunca sabes por dónde va a salir”.

La aspirante nos explica la diferencia que encuentra entre ambos talents donde ha tenido la oportunidad de presentarse. “Para mí el cambio principal es que en La Voz, buscan a gente ya preparada vocalmente que pueda sorprender a la primera. En OT creo que se busca gente menos preparada para que puedan aprender cosas dentro de la academia, ‘’formarse’’ (entre comillas porque la formación de un cantante dura mucho más de tres meses) y que se pueda notar una evolución en el artista. Y bueno  lo más evidente es el cambio de formato. OT, para mi forma de verlo, es más interesante y cercano al espectador”.

Sandra Groove

La música es sanadora y una voz que llega de repente puede cambiarlo todo, también una persona tiene ese poder. Una historia que vemos reflejada en Síndrome de Estocolmo, la última canción que ha lanzado la cantante, esa que reza “nos quitamos las tiritas, el miedo a cantarlo en alto”. Y yo le pregunto ¿qué me dices a esto? “Te diría que qué bonito es curarse con alguien”. Y es cierto, es de lo más bonito que hay.

En mis canciones busco empoderar al colectivo LGTBI y que se sientan identificados

La música de Sandra Groove siempre será fiel a esas influencias que considera como referentes como Amy Winehouse o Alicia Keys pero sobre todo fiel a su esencia a ese estilo R&B tan personal que nunca piensa abandonar.  “Me lo imagino por la línea en la que voy. Un tema con acordes distintos, un poco oscuros quizá incluso…y potente en el estribillo. Que sonara a Sandra Groove. Muchas personas que escuchan los temas que escribo me dicen que les recuerda a un mix entre Amy e Imagine Dragons, por el estilo de una y la potencia en los estribillos de los otros. No sé si será verdad o no pero mala mezcla no me parece”.

Sandra explica cómo serían los temas a los que le gustaría dar voz a través de su música. “Cuando compongo siempre cuento cosas que me pasan, situaciones en las que me he visto envuelta, personas que se han cruzado conmigo y me han marcado por alguna razón. El objetivo es siempre abrirme, porque siempre hay una persona al otro lado del mundo que está escuchando y que se siente identificada porque esta pasando por lo mismo.

En estos temas hablo del amor tóxico y de la actitud que decido tomar ante él (empoderamiento), alabo al amor sano y cuento otro tipo de situaciones. También tengo temas en los que cuento historias con mujeres, por lo que busco empoderar al colectivo LGTBI y que se sientan identificados y queridos, eso siempre. De momento…van a ser sorpresa, habrá que escucharlo”.

La gente que se presenta a Operación Triunfo tiene que estar preparada para el fenómeno fan que rodea al formato (la formación de shippeos, que la gente opine de lo que haces y dices en cada momento). Tener un público ayuda pero también puede abrumar y asustar … Pero parece que en el caso de Sandra no supone un problema, pues no es una persona a la que le afecten las críticas. “La verdad que no es algo que me preocupe, de hecho, soy una persona que se muestra mucho por redes sociales y opina de manera bastante activa, sobre todo. No considero que para mí fuera un problema, aunque entiendo que a mucha gente puede llegarle a agobiar, y es normal. Entiendo que cuando alguien se presenta a un show como este, debe estar preparado para que vuelen sobre él comentarios de todo tipo. Es el precio de exponerse. Hay que estar preparado para los malos comentarios también”.

Buen humor ante las críticas

“Cuando participé en La Voz, la mayoría de cosas fueron buenas y lo agradezco mucho, pero siempre hay alguien que va a atacarte y a hacerte mal (claro, opinar es gratis) y sinceramente nunca han llegado a dolerme esos comentarios. Me rio de hecho, es la actitud que hay que tener ante ellos, y respetar que no puedes gustar a todo el mundo”. Al final pasar del anonimato a ser una persona pública a veces es difícil de asimilar pero Sandra asegura estar preparada. “Más que eso, me preocupa sacar música que le guste a la gente y que la gente tenga ganas de consumir. Crear un producto de calidad. El resto, vendrá solo si la música que se crea es buena.

Sandra Groove se considera una artista con las aptitudes que se requieren para un concurso como Operación Triunfo. si he llegado hasta el casting final es por algo. Pero como he dicho anteriormente…la tv nunca sanes por dónde va a salir”.

Debo trabajar duro, no esperar a que venga un reality a solucionarme la vida

Si no llegara a entrar a Operación Triunfo su meta es seguir luchando por la música que es lo que verdaderamente le llena y trabajar duro, no hay otra forma de llegar. “El plan que cualquier persona debe tener en mente salga en un programa de televisión o no. Los TV Shows son experiencias donde pasarlo bien y aprender, pero mi vida no gira entorno a un programa de televisión. Debo trabajar duro por mí misma, no esperar que venga un reality a solucionarme la vida. Y siempre lo he pensado así. Es una EXPERIENCIA, pero no es el todo por el todo, no te soluciona la vida si no tienes un plan detrás. Un artista debe trabajar duro para componer y crear música a la que la gente se enganche. Es por ello que un artista debe buscar un productor que le entienda, componer y producir su propia música para poder hacer conciertos y crearse un público. En este aspecto estoy muy contenta porque he caído en las mejores manos a nivel producción, con Fernando Boix, y con otras empresas involucradas que me ayudan con Youtube, Spotify, iTunes y demás plataformas para que todo esté en orden”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *