Silvia Marsó sobre ‘El secreto de Puente Viejo’: “No cuestionemos más el final”

Silvia Marsó

Hay personas profundamente valientes que vienen a recordarnos que la vida es la transición a la pasión, a lo que te hace feliz, algo que nunca se debe abandonar. No todos lo ven ni lo defienden. Pero cuando te encuentras con alguien que sí lo hace, la sonrisa ya no desaparece, es eterna. Silvia Marsó (1963) es actriz porque luchó por sus decisiones, no por esas que los grandes magnates de cadenas de televisión esperaban que tomara, sino las que ella quería, lo que le dictaba el corazón. Porque cuando algo por dentro se mueve, hay que darle alas.

La catalana rechazó un contrato millonario en televisión por ser actriz. Decir que no es igual de válido a decir que sí, aunque nos hayan acostumbrado a lo contrario. Es dar valor a tus metas, aunque la seguridad y el futuro fuera un guión vacío que había que rellenar con trabajo y mucha paciencia. Al final, saber decir que no es un ejercicio de honestidad y amor propio. Silvia lo hizo y ganó a todos los niveles.

Silvia Marsó

Desde el no, llegaron los síes que fueron muchos después de una intensa formación y una perseverancia que siempre estuvo muy presente. Ahora, Silvia Marsó es una de las actrices más completas de la escena cultural española. Es una intérprete transversal y polifacética que no se ha cerrado a ningún género, sino todo lo contrario, ha probado y experimentado. En definitiva, se ha atrevido a crecer en este oficio. Le hemos visto en drama, comedia, canto, danza, musical, espectáculos infantiles, mimo, verso, expresión corporal.

Ha desarrollado su labor en obras de teatro como La Casa de Muñecas, Yerma o 24 horas en la vida de una mujer, donde además de interpretar, trabajó como productora. En cine, en películas como Nosotras, Escapada Final y una de las últimas, Sin Novedad. En televisión, ha participado en importantes proyectos como El secreto de Puente Viejo, Gran Hotel, Canguros, Ana y los siete y Gran Reserva, entre otros. Siempre ha buscado credibilidad y verdad en una pasión por la interpretación que desde pequeña siempre le acompañó, a la que nunca quiso renunciar.

Silvia Marsó

Silvia Marsó nos abre las puertas de su casa. Junto a ella, hacemos un repaso por su trayectoria profesional, recuerda sus inicios y su primera vez en el teatro. Además, la actriz opina sobre el final de El Secreto de Puente Viejo.

Titulares destacados

“Tenía una vocación muy temprana y profunda. Mi padre y mi abuelo no podían luchar contra eso”

“El momento de enfrentarte por primera vez al público es lo peor de mi profesión”

“Ha sido una carrera lenta, comprometida, coherente con  mi forma de ser y de sentir”

“He buscado siempre el compromiso con la cultura”

“Para mí el público sigue siendo el respetable”

“Quería hacer personajes profundos en el teatro y en el cine y no me llamaban”

“Interpretar un personaje no es poner caras”

“Me costó interpretar a Doña Isabel porque era un personaje muy contradictorio”

“Queríamos volver para terminar bien el final”

“A la gente de más de 50 años se nos niegan los papeles como si no existiéramos”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *