Becky G, el huracán latino que levantó pasiones en el Festival Tanga XXL

becky g tanga xxl

Becky G fue la segunda artista en pisar el escenario del Tanga XXL. Y lo hizo a lo grande, presentado su trabajo Mala Santa

Llegaba uno de los platos fuertes del Festival Tanga XXL. Madrid. Luces de neón. Locura y desenfreno. Una sala repleta de gente esperaba para una noche inolvidable en la que la música de estilo muy diverso pero potente y enérgica sería la gran protagonista. El dj amenizaba la espera con lo mejor de antes y lo más sonado de ahora. Desde Danza Kuduro hasta Tu Sicaria.

Ante el discurso inaugural de Yolanda Ramos como maestra de ceremonias que gritaba ante 5000 personas que nadie nos va a doblegar, Becky G aparecía por el escenario para mostrar el poder de la música urbana, la que le ha llevado a lo más alto con tan solo 22 años. Estamos ante una de las carreras artísticas que más han crecido en una cantante que saborea el éxito en muy poco tiempo.

becky g tanga xxl

Luces rojas, baile y una apuesta firme por la música urbana. Becky empezaba su show con Mala santa y una fuerza imparable que desató la locura entre el público. Ser mujer y hacer un tipo de música en el que todavía no te dan voz. Nadie creyó en que fuera a conseguirlo. Pero ella luchó por ello y ahora brilla con lo que mejor sabe hacer. Con ganas de alzar la voz y levantar la energía entre el público del tanga XXL. Madrid la esperaba con muchas ganas. Llegaba el momento de escuchar La Respuesta, esa que le dio a Maluma cuando se le presentó la oportunidad de cantar con él. Canciones con sonidos fuertes y bailables que revolucionaban al público. También hubo tiempo para Banana, la colaboración que tiene con Annita o Mad LOVE.

El concierto proseguía con algunas canciones de su primer disco Mala santa. Escuchamos a una explosiva Becky G con Peleas o Dollar. La cantante quiso regalar un set acústico de sus canciones Me acostumbré o Cuando te besé. Becky G es capaz de subir la temperatura con los temas más movidos pero también dejar ver su lado más sensible e intimista acompañada de una guitarra. Pero sin dudas la euforia del público se hizo más latente con Sin Pijama y Mayores que cerraron un concierto con mucho power.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *