Hospital Valle Norte

‘Hospital Valle Norte’: el ‘Hospital Central’ 2.0 que no acierta en su diagnóstico

Hospital Valle Norte

Hace años que no veíamos en la pequeña pantalla una serie de médicos y hospitales. De esas que tanto gustan a la audiencia. La espera ha terminado. Hospital Valle Norte se emite las noches de los lunes en Televisión Española. La que parecía ser una digna sucesora de Hospital Central, la última ficción de estas características que recordamos haber visto en televisión, se ha quedado a medio camino. No ofrece nada nuevo a pesar de que será una buena opción para los aficionados de los hospitales que quieran un pasar un buen rato.

La serie protagonizada por Alexandra Jiménez (Los Serrano, La pecera de Eva) y José Luis García Pérez (La Verdad)  es una de las principales apuestas de ficción de la cadena pública que vuelve a traer a la pequeña pantalla una historia de médicos que parece que gusta y decepciona a partes iguales. TVE no enseñó su producto a la prensa antes de su estreno, algo fuera de lo común. Este hecho apuntaba a que algo iba a fallar y, que posiblemente su calidad era inferior a otras series,  como así ha sido finalmente. No es una mala serie pero tampoco un descubrimiento televisivo. Simplemente es una serie más. Sus antecesoras habían puesto el listón muy alto. La otra mirada ha dado un necesario protagonismo a las mujeres con una ficción cuidada al detalle, El ministerio del tiempo es una de las últimas joyas televisivas y Estoy Vivo ha demostrado que la televisión es de los valientes, de los que arriesgan y aportan una nueva visión narrativa. Por eso, necesitábamos ver una serie de médicos con más originalidad y una perspectiva diferente que no nos recordara a lo que ya habíamos visto antes. Sin embargo, Hospital Valle Norte se queda a mitad de camino.

Hospital Valle Norte

Desde el primer capítulo se ven cosas interesantes pero no se logra conectar con los personajes como uno cabría esperar. La trama debería potenciarse más en la figura de Alexandra, el personaje protagonista y conseguir episodios más fluidos. Es una serie que incorpora nuevos elementos con la aparición en la pantalla de grafismos (a veces innecesarios para el espectador) en los que vemos los mensajes que los personajes reciben en sus móviles, en los buscas, los nombres de los médicos que están operando a un paciente pero da la sensación de que el reparto está desaprovechado. Llega tarde. Han pasado siete años desde que terminó Hospital Central. Siete años sin una serie del género médico en prime time. Hospital Valle Norte no aporta nada nuevo, pero entretiene cuando tiene que hacerlo y emociona en su justa medida.

Alexandra Jiménez interpreta a Paula Díaz, una jefa recién llegada que se incorpora al departamento de cirugía del hospital con el objetivo de plantear nuevos cambios y dar un aire renovado en una época de grandes recortes. Entrará en conflicto con Héctor (José Luis García Pérez), otro cirujano, principal aspirante al puesto que cuestionará todas las decisiones tomadas por Paula. El reparto lo completan Juan Gea que da vida al director del centro, Gerardo Valle, Teresa Hurtado de Ory que interpreta a Marta Hoz, Gorka Otxoa que se pone en la piel de Pablo Fuentes, Sergio Mur que da vida a Jon Mercero o Dani Muriel que interpreta a José Arriero. Todos ellos forman el cuadro médico de referencia que se enfrentará a casos de alto nivel de complejidad. También participan como personajes secundarios Aitor Merino, Natalia Sánchez, Adriana Torrebejano o Gracia Olayo, entre otros.

En resumen, es un acierto volver a ver en la televisión una serie de médicos con ese brillante reparto y la intención de innovar. Sin embargo, hay mucho que mejorar. Hospital Valle Norte se equivoca en su diagnóstico por su falta de ritmo, sus tópicos manidos y un guion bastante flojo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *